Rodando en familia.

Pucón - 8/Abril/2014 - 2846 Km

29/Mar
Aunque estaba muy cómodo en Bariloche, anunciaron varios días de lluvia seguidos y en vista que no podía hacer actividad de montaña y que no me apetecía tragármelos en una ciudad, decidí partir hacia Villa La Angostura, consciente que iba a llegar bastante limpito je je. Salí a mediodía y efectivamente la lluvia y el viento fastidiaron, pero llegué esa noche contra pronóstico!!!
Esa noche conocí en el camping a Dan, un canadiense muy simpático que viajaba con su mujer y sus dos hijos. Había oído hablar de ellos desde hacía meses... y ahí quedó la cosa.

30/Mar
En un día de lluvia intenso visité el Parque Nacional Arrayanes. Iba a ir y volver caminando, pero los guardaparques me dijeron que me pasaban gratis pero que fuera en barco y así estaba menos horas en ese Parque, por si el mal tiempo se agravaba!! Tuve la suerte de coincidir con dos Argentinas: Sole y Gaby, que también estaban dispuestas a remojarse, así que los tres hicimos ese precioso sendero combatiendo la lluvia con risas y disfrutando de hermosas vistas.


31/Mar a 2/Abr
Desayuné con Dan y su familia que partían ese día para San Martín de los Andes, así que salimos todos juntos. Esta maravillosa familia canadiense está compuesta por Dan, el padre que es profe; la madre es canadiense de origen chino y se llama Alice y sus hijos son Koby, de 6 años y Avafei, de 4.

Es extraordinario ver como compatibilizan la vida familiar con la aventura de viajar en bici. Los niños son unos aguerridos ciclistas que pocas veces les he oído quejarse Es un placer ver con que ganas se comen la comida básica de cada día y como ayudan a los padres pedaleando e, incluso, corriendo Avafei junto a su madre en las subidas cortas pero muy pronunciadas.
Estos días hemos hecho acampada libre y los niños han disfrutado mucho de los paisajes y de esta vida espartana. Juegan con lo mínimo y comparten mucho entre ellos y sus padres. Era sorprendente ver como colaboraban en las tareas diarias pues al no tener casi juguetes, esas actividades era su diversión. En general se les veía disfrutando del viaje, de sus padres y de las situaciones nuevas que aparecían... como lo era yo.
Increíblemente, Dan y Alice son capaces de tirar de sus hijos y trailer con gran fuerza. De hecho, a veces me cuesta seguirles. En lo que si que hay diferencia es en sus tiempos con respecto a los míos. Montar y recoger el campamento con dos niños pequeños es más laborioso. Las comidas durante el día, abrigarlos, desabrigarlos... todo lleva su tiempo y sus paradas.
Para mí, ese tiempo no es perdido. Es ganado.

Los días van tomando su propia dirección. Cada vez tengo más claro que "Mañana" es algo que queda muy lejos!!!

En Bariloche me conseguí un compañero nuevo de viaje: "Chicharrín" je je

He notado que, independientemente que los coches se apartan por los niños, también lo hacen al ver a Chicharrín. Creo que entienden que les estoy rogando que se aparten o frenen un poco, pues  no merece la pena poner en riesgo la vida de un ciclista por perder unos segundos. Realmente creo que funciona!!!

3/Abr
He coincidido con Sole y Gaby de nuevo en el Hostel de San Martín de los Andes y hemos decidido alquilar un coche e irnos al Lago Huechulaufken (No, no me inventé el nombre jaja), a ver el Volcán Lanín. El dia estaba horrible y derrepente se abrio y aparecio majestuoso.

4/Abr a 8/Abr
Partimos los canadienses y yo hacia Pucón, Chile. queremos visitar el Parque Nacional Villarica con su famoso volcán. En Junín de los Andes se nos juntan Estefano (suizo) y Cristiane (alemana) y los ocho (con Chicharrín ja ja) nos vamos hacia el Paso Mamul Malal.
Acampamos en un camping justo antes del paso fronterizo con Chile. Todo el camping para nosotros porque ya estamos fuera de temporada. Por la noche escucho un ruido en mi carpa. Me incorporo y noto algo que huye de mi carpa por dos grandes agujeros en mi mosquitera. Alarmado registro mi carpa y me doy cuenta que un animal, muy probablemente una rata, había entrado y se había comido la mitad de mi pan de desayuno. Aviso a los demás y ponemos la comida en unas cuerdas que habían colgadas de los árboles y hasta ese instante no habíamos entendido para qué. Qué mala sensación es saber que ha entrado semejante bicho a "Mi Hogar". Ya veré cómo reparo la carpa. Por lo pronto cierro la puerta impermeable y afortunadamente no condensa.
Al día siguiente Coby pedalea sólo en su bici y llega hasta Corarrehue, en Chile, a 45 Km... con 6 años!!!!!

En Corarrehue preguntamos por un camping y en esto que para un coche con dos ciclistas y nos dicen que también hacen cicloturismo y que vayamos todos a su casa!!!! Resultan ser David y Onar. David es maestro y nos invita a dormir a todos en su casa. Hacemos una gran cena todos juntos y disfrutamos de su hospitalidad que es un regalo inesperado y maravilloso.


Al día siguiente vamos a su escuela y les explicamos a los niños nuestro viaje. Son unos 30 niños en total, de edades entre 6 y 12 años. Yo diría que disfrutaron de nuestra visita. Me pregunto qué pensarán al conocer a Koby y Avafei, menores que ellos y con medio país a sus espaldas.

Tras la escuela nos vamos a las merecidas Termas del Río Trancura..... qué dura es la vida del ciclista!!! ja ja

Estos últimos días han sido días de cabañas, ricas comidas en común, pocos kilómetros, muchas risas y vida familiar.

Pero el invierno se acerca y empuja hacia norte!!!

9/Abril
Ahora estamos en una cabaña en Pucón. El pronostico del tiempo es horrible. Adiós Volcán Villarica. Decido hacer HidroSpeed. Me gusta pero no es como el kayak. También puede ser porque el kayak lo hice solo con el guía durante 6 horas y el HidroSpeed lo hice con 6 personas poco deportistas durante una hora.
Mañana voy a hacer Rafting. Aquí es difícil conseguir kayak. Seguro que me lo paso bien.
Hoy Dan nos enseño un vídeo de sus viajes anteriores. Está en ingles pero si alguien duda de la posibilidad de aunar vida familiar y aventuras, debe ver estos dos vídeos: vídeo1 - vídeo2.

Colores de otoño.

Chos Malal - 17/Abril - 3305 Km

El otoño ya se viene y lo hace apretando. Sus colores son preciosos, algo nuevo para mí. El verde se transforma en un rojo intenso. En su camino me va regalando infinidad de tonalidades: ocres, cobrizos, pardos....  Me avisa que pronto se viene el blanco. Precioso blanco!! Aunque en bici no es el color preferido ja ja.
Pero vayamos por partes.

10/Abril
El rafting en Pucón fue muy bueno. Rápidos de Grado V, imposibles para un novato en HidroSpeed o en kayak. Mi último rafting fue en el Río Zambezi, uno de los mejores del mundo. No obstante, fue muy light. El Rafting depende mucho de los compañeros de bote, que le den confianza al guía para meterse por los sitios más cañeros. En este caso el grupo era fantástico y el guía apretó!! Así que lo disfruté intensamente.
De todas formas, la autonomía del kayak es insustituible. Aunque como novato no te permite pasar por tramos tan fuertes, eres tú el que consigues mantenerte en la superficie, o no. Si vuelcas sabes que debes liberarte lo antes posible del kayak, no solo para respirar, sino para no golpearte la cabeza contra una de las múltiples rocas del rápido. Cada rápido que consigues sortear es un triunfo. Tu triunfo.

Por la noche salgo a cenar con uno de los chicos del bote. Giles. Es inglés y tiene 35 años.  A los 18 los padres le regalaron un billete, sólo ida, para Australia. Desde entonces trabaja y viaja. Ha viajado por muchas partes del mundo. Fue un privilegio compartir esas horas con ese Gran Viajero que ha recogido algunos consejos de viaje en su Web.

11/Abril
Me voy a Villarica para encontrarme con Dan y compañía que se fueron el día antes.

12/Abril
Es hora de la despedida. Llevo dos semanas con Dan, Alice, Koby y Avafei. Son maravillosos pero mis tiempos son diferentes. En la última semana se unieron Christine (Alemania) y Estefano (Suiza). Una pareja divertidísima con los que nos hemos reído mucho. A las 9 ya estoy más que listo y espero a que se despierten todos para despedirme e irme de nuevo solo. Deseo volver a mi ritmo pero es una pena decirles "Hasta siempre!!".
Desde que llegamos a Pucón (hace unos 5 días) llevamos buscando el Volcán Villarica (2582 m) cada día y siempre estaba cubierto. Ese día apareció para despedirse.

13/Abril
Atravieso el Paso Icalma de 1298 msnm, todavía estoy en Los Andes bajitos, y entro en Argentina por Villa Pehuenia. Al llegar descubro que tengo una chincheta en la cubierta. El líquido antipinchazos es buenísimo!! Quito la chincheta y el líquido salió por fuera de la cubierta pero la presión persiste. No obstante, me aseguro y le pongo un parche.

14/Abril
Encaro la subida hacia el paso de Pino Hachado de 1898 msnm así que sólo pido para hoy que el ripio no esté muy suelto y que no me llueva en la subida.
Sin esperarlo, ese día fue uno de los mejores del viaje: Sol espectacular, vistas maravillosas, valles encantados... No se puede pedir más!!!
La carretera discurre por el Valle del Río Litrán. Un bosque de Araucarias flanquea el río. La Araucaria no es un simple árbol. Es un símbolo de estas tierras: es un árbol de crecimiento lento que suele encontrarse cerca del agua. Araucanos es el nombre general con el que los colonizadores castellanos designaban a los habitantes mapuches, tehuelches, etc de estas tierras. Araucanía es la región chilena donde está Pucón. Los árboles de la foto deben tener muchos cientos de años. Probablemente  milenarios.

En principio, salí temprano para bajar al pueblo de Las Lajas con lo que dormía sin tanto frío. La belleza del paisaje me hizo cambiar de opinión. De entrada, almorcé tranquilamente a la vera del río contemplando los colores del otoño.
El río para mí es mucho más que belleza. Es sustento, música... Es compañía!!
Me da que este tramo de carretera no está en ninguna guía de turismo. Los lugareños lo evitan pues hay una alternativa asfaltada. Casi no vi coches en todo el día, pero lejos de sentir soledad, sentía Plenitud. Estaba disfrutando de un regalo inesperado que me daba la Naturaleza.
Seguí subiendo y antes de llegar a Pino Hachado decidí echar el ancla. Era aún las 5 de la tarde, podía haber bajado a Las Lajas, pero por contra cargué las botellas de agua y me tumbé a leer y esperar a ver la salida de la luna llena desde 1700 msnm. Ni siquiera hizo frío!!!

15 - 17/Abril
Me desperté y bajé rápidamente a Las Lajas. Seguí camino hacia Chos Malal con mi 1.5 litros de agua de siempre. A 50 Km había un río en mi mapa. Estaba recorriendo La Pampa. Un desierto de tierra y viento.
Cuando me faltan pocos kilómetros para el río, hablando con un conductor que estaba parado, me advierte que se trata de un río salado!!! Afortunadamente tiene agua en su coche y me llena las botellas... Escapo!!!
Esa noche acampo en medio de ese desierto y la Naturaleza me da otro regalo:
Los días comienzas a ser muy cortos. El sol sale a las 8 y se pone a las 7. En Ushuaia, cerca del solsticio de verano, salía a las 4:30 y se ponía a las 11:30. Era yo quién decidía cuándo parar, ya sea por cansancio o por querer disfrutar de algún paraje. Sin embargo, ahora es el Sol quien manda. Me despierto a las 7 y trato de comenzar a pedalear con las primeras luces. A eso de las 6:30 comienzo a buscar dónde pasar la noche. Todavía podría seguir, pero el sol no me lo pone fácil.

Llego a Chos Malal para abastecerme y seguir rápido rumbo norte. Me encuentro a Ellen y Elmar con los que pasé de El Chaltén a O`Higgings hace ya como dos meses. Me comentan que mañana se van en bus a San Juan. 900 Km al norte. Que quieren intentar unos pasos en los Altos Andes antes de que se meta más frío. Tengo que elegir: seguir hacia el norte a través de 900 Km de pampa y mantener mi continuidad o atravesar pasos a más de 4000 msnm. Creo que el frío no me permitirá hacer las dos cosas. De hecho, muchos de estos pasos los cierran en invierno.
Qué hago????

Aconcagua.

Mendoza - 24/Abril/2014 - 3305 Km

Pues al final tomé el omnibus (bus en argentino) y de un salto llegué hasta Mendoza, una ciudad linda y acogedora. Está en mitad de la árida precordillera, pero gracias a un sistema de canales, irrigan con agua de los cercanos Andes para conseguir una ciudad verde, llena de árboles. Desde lo alto se ven sus casas de poca altura confundidas con la cantidad de arbolado que hay en cada calle y que les protege de la gran cantidad de días soleados de esta zona. Sus gentes son amables. Cada vez que sacaba el mapa el día que llegué, alguien se me acercaba para ofrecerse a ayudarme a llegar a mi destino. Además de todo esto, tienen un magnífico parque. Inmenso y hermoso. Una amplia zona verde donde poder hacer deporte, pasear o, como yo, subir al Cerro la Gloria y contemplar la ciudad mientras me terminaba el libro "Hacia rutas salvajes" (In to the wild)
Mi estancia en Mendoza fue breve. El domingo todo el día en el parque. El lunes por el centro, lo cual me dejó dos sorpresas desagradables. La primera es que el sendero para ir a la base del Aconcagua había estado abierto hasta el día anterior. Por un día!!!!!! Habían cerrado la temporada el domingo pero me dijeron que podía hacer un paseo de una hora hasta un mirador. Menos es nada!!. La otra sorpresa fue constatar lo mal abastecida que está Argentina de productos importados. La actual política gubernamental prima el consumo local y cuando vas a buscar artículos muy específicos no los encuentras por ningún sitio. Hay gente que se alegra de esto y a otros les parece una pena. A mí me fastidió porque hay un par de cosas en mi equipo que claman por un relevo.

Vuelvo a utilizar CoachSurfing y estoy quedándome en un piso compartido por Euge, una mendocina encantadora, y sus dos compañeros de piso. De una absoluta soledad paso a una vida social intensa que me hace sentir entre amigos y afortunado!!! Con Euge subo al día siguiente a ver el Aconcagua con sus 6972 msnm. Primero merece la pena saber qué implica esto. Busqué el proyecto "7 cimas para 7 islas", del admirado Juan Diego Amador, y estos son los números:
  • Pico Teide - 3718 m - Cumbre de España. (Padre Teide ja ja)
  • Mont Blanc - 4810 m - Cumbre de los Alpes.
  • Elbrus - 5642 m - Cumbre de Europa.
  • Mckinley - 6195 m - Cumbre de América del Norte
  • Kilimanjaro – 5895 m – Cumbre de África.
  • Vinson - 4897 m - Cumbre de la Antártida.
  • Pirámide de Carstenz - 4884 m - Cumbre de Oceanía.
Por tanto, estamos hablando del pico más alto del mundo fuera de Asia!!!!

Desde el mirador al que pudimos acceder no se ve una imagen impresionante del Aconcagua. De hecho, parece muy humilde tras unas montañitas de 4000 m. Si alguien pasa por allí en invierno y todas las montañas están nevadas, no apreciaría la grandeza de esa montaña del fondo. A mí me encantó verlo. A otra persona le podría desilusionar. Depende de qué miras y qué ves.

Sentimientos encontrados.

Vicuña (Chile) - 29/Abril/2014 - 3672 Km

23/Abril - Miércoles
En Mendoza le di el último vistazo al tiempo que me iba a encontrar en el Paso Aguas Negras, de 4770 msnm, para pasar a Chile. Lo más alto que yo he subido es al Pico Teide, Tenerife (3718 msnm) y pedaleado hasta Izaña, Tenerife (2300 msnm). Subir en solitario hasta cerca de los 5000 m era un reto que llevaba en mente desde que salí del aeropueto de Ushuaia. Sabía que en aquel momento era inalcanzable, pero confiaba en la adaptación de mi cuerpo hasta que llegase el momento. Tenía claro que sólo tras conseguirlo, me lo creería.
Windguru indicaba que el tiempo era bueno para el jueves y viernes y viento del oeste en rojo para el sábado. Ya me había quedado sin la caminata del Aconcagua y no quise esperar. Tomé un omnibus hacia Jáchal (1180 msnm), con lo que salvé otros 2 o 3 días.

24/Abril - Jueves
Según amaneció desayuné fuerte y comencé mi viaje a Rodeo (1550 msnm), 45 Km bien asfaltados, sin tráfico ni viento. Comí y seguí camino a Flores (1900 msnm) 75 Km y volví a almorzar. Tenía que tratar de hacer lo máximo posible antes del sábado. Windguru suele ser muy preciso.
Tras almorzar crucé la aduana, que casi está en Flores, y me comentaron que en una semana probablemente cerrarían el paso. Seguí subiendo hasta que comenzó a anochecer y acampé junto a la carretera a 2300 msnm, tras 99 Km asfaltados de subida.

25/Abril - Viernes
Comencé a pedalear con las primeras luces. Tras 13 Km y a 200 m del puesto de gendarmería (2900 msnm) veo a tres cicloturistas que venían de Chile. Me paro y desayuno con ellos: Paco, de Alicante y Javi y Gigi de Buenos Aires. Unos tíos geniales pero no puedo quedarme mucho, sé que al día siguiente se mente el viento de frente. El sitio donde están acampados es muy bueno, lástima que el río está un poco contaminado por las obras en la carretera, pero en gendarmería permiten tomar agua.
A 18 Km se termina el asfalto. El ripio no está muy bien pero es aceptable.

Al mediodía paso por los 3718 msnm. A partir de ahí jamás he estado tan alto. El mediodía también es el momento en el que se mete un viento fuerte pero que me permite seguir con esfuerzo, aunque por la tarde acabo extenuado. Al llegar a 4050 msnm y haber recorrido 44 Km encuentro un buen lugar para acampar (junto al cartel de entrada al proyecto del túnel a Chile). Un muro me protege del viento que ya ha estado bastante fuerte por la tarde y hay un pequeño arroyo pegado. Como me aconsejaron los chicos, tengo todo listo antes de la puesta del sol y meto en la carpa la botella de agua para que no se congele.
A media noche tengo que salir un momentito de la carpa. No hace tanto frío como esperaba. Apago el frontal y se enciende un firmamento abrumador. Precioso!

26/Abril - Sábado.
Me quedan 20 Km para la cima y 750 m de altitud. Desayuno fuerte aún de noche y al poco de clarear ya tengo todo listo para partir. Sólo me falta tomar agua. Me acerco al arroyo y.... estaba congelado!!!

Los cicloturistas me habían advertido que cargara agua a tope antes de afrontar la última subida porque ya no iba a tener más fuentes de agua. Yo iba con un litro de hielo en mi bici (una botella que dejé fuera) y dos botellas de 1.5 litros vacías. Pero confiaba en la gente que me iba a encontrar y en que con el frío no me iba a dar mucha sed, aunque para el mal de altura es importante beber mucha agua y yo la que tenía la usé en el desayuno!!!
El viento era brutal y en contra. tras 13 Km la carretera giró 180 grados y el viento pasó a ser a favor. La pendiente seguía igual pero había pasado de 4 Km/h a 10!! El viento tiraba de mí hacia la cumbre. Además vi el primer coche a las 11 h y me dio un litro de agua líquida!!! El frío también afectó a mi cuenta kilómetros que pasó a marcar: "Batería Baja". Sin referencia de kilómetros todavía tenía mi altímetro para orientarme.

A las 13 h la carretera volvió a girar 180 grados y encaró de nuevo al viento que ya era violento. Volví a ver un coche. Era de vialidad y me comentó que tal vez el paso desde Argentina lo habían cerrado por viento. Me dio agua y me indicó que me faltarían 6 Km.
El viento era atroz. yo circulaba empujando la bici a 3 Km/h. En ocasiones se me resbalaban los pies hacia atrás y no era por la pendiente, sino por el viento. A las 14:30 y a 4685 msnm, no pude más. Tiré la toalla!!
video

Decidí dejar a la Vida que me echara una mano. Me senté a esperar hasta las 15h. (media hora parado en esas condiciones no es moco de pavo!!) Si en ese tiempo pasaba un coche, le haría dedo, en caso contrario, descendería, sabiendo que tendría un tramo de fuerte viento en contra.
Al cabo de un rato, pasaron unos motoristas brasileños hacia Argentina. El último paró frente a mí. Me vio deshecho y se preocupó por mí. Me indicó que el paso estaba a 1 Km.
1000 metros separaban entre bajar hacia Chile o volver a Argentina. Tenía que seguir. Me dolía la cabeza, el pecho y todos los músculos. Decidí intentarlo por etapas: 100 pasitos y descansar, dejar que el corazón se recuperara y volver con otros 100 pasitos. Tras varias series interminables...llegué!!!!
El día antes soñaba con llegar al paso, dejar la bici y saltar de alegría. Nada que ver!! Llegué, dejé la bici y me refugié tras unas piedras a recuperarme. No tenía fuerzas para estar alegre. Sabía que había tirado la toalla y no quería llegar así. Saqué dos fotos y desaparecí de aquel infierno helado.

Bajé 13 km a 4100 msnm y acampé a las 17 h. Tuve que tomar un analgésico/antiinflamatorio porque me dolía todo.
Tras 33 Km, me obligué a cenar y dormí en Chile!!!!

27/Abril - Domingo
Me desperté con la luz del sol. Desayuné tranquilo y comencé a bajar. El analgésico hizo maravillas y me sentía solamente cansado.
Estaba nublado y sin viento. La bajada fue preciosa. La parte chilena del paso es un paraíso de colores. Las montañas son lienzos pintados con múltiples tonalidades. Realmente lo disfruté.

Al mediodía se despejó y se metió viento, pero no tanto. Había que pedalear con firmeza pero iba a buena velocidad. El agua no abundaba ya que el río que acompaña la carretera estaba contaminado por las obras de vialidad. Qué pena!!!! Volvieron a darme agua y a seguir.
No quería volver a acampar con viento. Me dijeron que en el pueblo de Chapilca había una pensión. Cuando llegué ya oscurecía. Al preguntar en la mini pensión resultó que estaba llena. Otros 26 Km hasta Vicuña, de noche. Al llegar sobre las 21:30 h conseguí alojamiento.
Hice cálculos y había recorrido unos 170 Km, desde los 4100 hasta 720 msnm, muchos de ripio y con un ligero viento en contra. Me habían parecido un paseo en comparación con los 20 Km del día anterior!!!!

A la sombra del Moai.

Santiago - 13/May/2014 - 3730 Km

Tras cuatro meses de viaje mi equipo empezaba a necesitar una revisión. Las alforjas tenían agujeros, al igual que mis botas (unas Merrell compradas en Enero!!!) así que lo de WaterResistent no era más que un recuerdo. Igualmente otro material necesitaba una renovación. Estaba en La Serena y decidí tomar un micro hasta Santiago (495 Km al sur) para ver la ciudad y hacer compras. Dejé la bici en La Serena, en el taller Cerro Grande, donde trabaja Carlos Ibarrola, un madrileño encantador que vino a probar fortuna con su polola (novia en chileno) y al que le dejé mi bici para una revisión general sabiendo que quedaba en buenas manos.
Santiago me gusta. Me parece agradable para ser una ciudad de unos 6 millones de habitantes. La gente es amable y la temperatura es perfecta. Es fácil orientarse y el metro ayuda mucho en las grandes distancias.
(Palacio de la Moneda, donde ¿¿¿se suicido??? Allende)

El día que llegué me comentaron que los viajes a Isla de Pascua estaban baratos. Al día siguiente lo comprobé. Resulta que desde Tenerife lo había mirado y un Santiago-Isla de Pascua era carísimo, pero el mismo trayecto comprado en Santiago costaba la mitad!!. Así que compré un billete del lunes 5 al sábado 10. Me habían dicho que con 4 días era suficiente.

La Polinesia son las islas del Océano Pacífico que quedan en el interior del triángulo formado por Isla de Pascua (Chile), Hawai (USA) y Nueva Zelanda. En su centro está Tahiti (Francia). Geográficamente pertenecen a Oceanía.  (Nota: Isla de Pascua en inglés es Easter Island)

La isla en sí me encantó. Me recordó a la isla de El Hierro. De punta a punta tiene 20 Km, es muy verde y volcánica, con tubos volcánicos y rompientes de malpaís (lava). En ocasiones la similitud con algunos paisajes canarios era tremenda. Lejos de pensar que para mí era lo habitual, me encantó volver a sentirme rodeado de océano. Además, es temporada baja por las lluvias y hay muy poco turismo. La vida aquí es muy tranquila, lo cual me recordaba más al Hierro.

La diferencia es la cultura Rapa Nui. Al contrario que en mi tierra canaria, en la Isla de Pascua subsistieron unos aborígenes con su cultura y su lengua. Todavía existen tensiones entre los Rapa Nui y los chilenos. Lo normal es que los extranjeros quedemos al margen de esa tensión.
La joya de la corona son los Moais.
Para mí, los Moais los comparo con las puestas de sol. Habrá gente que piense que son todas similares y no merezcan mucha atención, mientras que para otros, cada puesta de sol es un espectáculo único e irrepetible. La diferencia está en la cabeza de cada cual. Evidentemente yo soy del segundo tipo de personas y esto también me pasó con los Moais. Yo mismo me sorprendo porque suelo ser más tendente a embelesarme con la naturaleza pero en este caso, cada Moai me fascinó. Me quedaba mirándolos durante un buen rato, disfrutando de su grandeza. Cada uno era un espectáculo maravilloso.. . para mí.


Me dijeron que en 4 días veías toda la isla y es verdad, pero no te da tiempo para sentirla. Esta isla no es una isla para verla con prisas, pensando en pasar de un sitio a otro para sacarte una foto y seguir. Si no tuviese prisa por regresar a la bici y seguir hacia el norte antes de que me agarre el frío, hubiese cambiado el billete y alargado mi estancia en Rapa Nui. Esta isla hay que caminarla, hay que pedalearla. Yo sólo pude alquilar bici dos días porque no me daba el tiempo. Qué pena!!!

Al tomar el avión de vuelta coincidí con Angéle. Una francesa, artista y ciclista, que viene en solitario sobre su bici desde Bogotá hasta Santiago. Fue un regalo hablar con ella y tratar de absorber un poco de su valor y su disposición ante la vida. Llegaba a un lugar, sacaba sus pinturas y su lienzo y disfrutaba de lo que veía pintándolo. al acabar, le hacía una foto a su creación y la regalaba. Estoy seguro que el placer de pintar le compensaba el enorme esfuerzo de cargar esas pinturas por miles de kilómetros. ARTE efímero y en mayúsculas.

A la vuelta al Continente, fui a visitar Valparaiso. Una ciudad costera y bonita, llena del colorido de sus grafitis y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Mañana miércoles tomo un micro a La Serena. Espero que mi bici y mis cosas estén bien y pueda partir antes del fin de semana hacia Copiapó, desde donde podré afrontar el segundo gran Paso de los Andes. El Paso San Francisco de 4700 msnm y con unos 100 Km llaneando a una altitud de 4200 m, por ripio, y muy cerca del Nevado Ojos del Salado de 6891 m, el volcán activo más alto del mundo. Espero que el viento, al menos, no esté en mi contra.

Maurúru (Gracias en Rapa Nui)
Iorána (Adiós en Rapa Nui)

Ruta del Desierto – Circuito de los Seismiles.

Fiambalá – 21/May/2014 – 4143 Km

Al iniciar mi viaje el 2 de enero, vi los Andes por primera vez y me impresionaron.
No parecían muy elevados pero sabía que estaba contemplando la cola de la cordillera más alta fuera de Asia. Conocía sus grandes pasos al norte, pasos a casi 5000 m. Llegué a este viaje sin nada de entrenamiento, pero confiaba en la maravillosa capacidad de adaptación del cuerpo. En aquel momento esos pasos eran inabordables para mí, pero 5 meses más tarde he culminado dos de los tres pasos más altos de Los Andes entre Chile y Argentina.
Me matan las prisas en este viaje, pero para atravesar el Paso San Francisco (6747 msnm) a casi un mes para que comience el invierno por estas latitudes, el pronóstico del tiempo me imponía llegar al lado argentino antes del jueves 22/May. La predicción la miré en La Serena el jueves 15 y aunque el viento fuera dirección este, normalmente los pasos se culminan con carreteras zigzagueantes por lo que da igual por dónde venga el viento, que te lo encontrarás de frente en algunos tramos.
A un mes para que comience el invierno no podía esperar a las famosas “ventanas de buen tiempo” así que me apuré para terminarlo antes del jueves, cruzando los dedos para ver si el pronóstico mejoraba. Afortunadamente, ahora contamos con ayudas de internet que te permiten planificar mejor el camino: para ver la ruta con más precisión BIKEMAP y para ver los puntos de aprovisionamiento y refugios ANDES BY BIKE. También es muy útil la información de Pasos Fronterizos del Gobierno de Chile.

El viernes 16 metí la bici en un micro hacia Copiapó (400 msnm). Al día siguiente realicé las compras de comida para unos 6 días, monté todo en la bici y salí de la ciudad (13 h) rumbo a Argentina tras comprar agua en un kiosko donde me dijeron que el Barca iba 1-0 en el partido que iba a decidir la liga 2013/14. Pensé en la enorme alegría que habría en el Camp Nou por tener tan cerca algo que era el resultado de mucho esfuerzo y tan difícil. Sentía que yo estaba empezando mi partido, que duraría unos 6 días y la alegría de conseguirlo era proporcional a su dureza, dificultad y posibilidades de no lograrlo.

El sábado resultó ser un día corto en la ruta pero importante para el Paso. Lo primero fue saber dónde me metía.
“Desierto” y “Seismiles” son dos palabras que te ponen los pies en el suelo. Si además añades que falta un mes para el invierno y con la predicción de viento intenso, conviene no cometer errores.

Los últimos 20 días no se pueden considerar que fueron de duro entrenamiento: vueltitas en Santiago, paseítos en Rapa Nui… Vamos, que hasta un poquito de barriguita tenía ja,ja. Al cabo de las primeras 4 o 5 horas me comenzó a doler la rodilla derecha, la de la condromalasia más aguda. En esas ocasiones camino por el lado derecho de la bici y al poco tiempo se me suele ir. Esta vez lo tuve que hacer reiteradamente y así seguí hasta bien entrada la noche. Acampé junto a la ruta A 1200 msnm, tras 60 Km. Mañana veremos qué tal está la rodilla.

El domingo puse el despertador a las 6. A esa hora había un viento intenso en contra. Aunque el viento predominante es hacia el oeste (mi dirección) recordé que por la noche el viento sopla de la montaña hacia abajo, así que esperé hasta las 8:30 para ponerme en marcha. Al cabo de unos kilómetros llegué a La Puerta. Un restaurante en mitad de ninguna parte donde me hicieron dos bocatas estupendos cobrándome poquitísimo y me regalaron un montón de agua. Qué gente tan amable que lejos de aprovecharse de tu necesidad, te tratan cordialmente y acabas tomando té en su cocina. Me dijeron que los arroyos señalados más arriba en mi mapa en esta época eran salobres, así que cargué agua para todo el día y la noche.
video
Ese día la rodilla me fastidió también pero ya se portó un poco mejor. Al final llegué hasta los 117 Km (desde Copiapó) y a 2900 msnm. Esta vez no puse el despertador je, je. El hornillo de gas comenzó a fallar. No sellaba bien entre el hornillo y la bombona, por lo que tenía que estar atento para apagar una pequeña llama que salía de la unión. Demasiado cerca de la bombona!!
El lunes 19 era el día para llegar al control de aduanas. Me levanté con la luz del día y partí sobre las 9:30. Al cabo de unas dos horas llegué a la Mina Coípa (3260 msnm) El guardia estuvo hablando un buen rato conmigo mientras cargaba agua, me regaló dos manzanas (fruta en esos momentos es un lujo) y me comentó que el Atlético de Madrid ganó la liga. Pensé que la alegría se consigue cuando te pasa rozando la decepción y viceversa.
Tras la mina se reduce bastante el tráfico. Seguí subiendo por una carretera con un asfalto que para ir a 5 o 10 km/h era perfecto. El viento no fastidiaba y, a veces, hasta me ayudaba.
Al acercarme al paso de 4310 msnm la carretera comenzó a zigzaguear con lo que el viento comenzó a fastidiar, la rodilla se quejaba y el asfalto a veces se convertía en un ripio (tierra) en buen estado. Con todo y a veces caminando para descargar la rodilla, llegué al paso (154 Km desde Copiapó) y luego vino una bajada placentera hasta el control fronterizo chileno (3800 m), al que llegué con las últimas luces.
En el control me comentaron que el tiempo había cambiado. La predicción era agua nieve para el martes(el día siguiente)-miércoles y jueves-viernes fatal. También me dijeron que la noche antes habían llegado a -17ºC. Les pregunté cuántos coches pasaron ese día y la respuesta fue que uno a Argentina y cinco a Chile. Aun así les dije que quería pasar. Me ofrecieron una pieza (habitación) dentro del complejo aduanero y al ir a preparar la cena el hornillo ya estaba fatal. Conseguí hacerme la pasta pero a partir de ahí no servía. La llama junto a la bombona era muy grande para extinguirla. Fin del hornillo!!
Hasta la aduana chilena la ascensión había sido muy buena. La carretera era un asfalto aceptable, había sol y un viento moderado de lado o incluso a favor, la rodilla había ido mejorando gracias al propio ejercicio y a los estiramientos intensivos en las paradas, la temperatura me permitía pedalear con remera (camiseta) y pantalón corto. El tramo que me faltaba era volver a subir a los 4300 m y luego llanear 40 km de asfalto y 80 de ripio con un par de picos hasta el Paso final a 4747 m. Qué cerca lo tenía, pero era lunes por la noche y a partir del miércoles por la noche las condiciones para acampar y pedalear iban a ser terribles.
Recuerdo los días de la Carretera Austral. Esos días de lluvia en que armaba la caseta y me metía con los impermeables empapados y los calcetines húmedos, la carretera embarrada… No quería volver a pasar por eso, pero a 4300 m. Además, el Paso de Aguas Negras me había dejado claro que si el viento se encabritaba, simplemente no iba a ser capaz de montar la caseta yo solo.
Por la noche le di muchas vueltas a mi cabecita. Quería seguir, pero si no escapaba a tiempo, me quedaba sin hornillo y sin coches en un puerto cerrado. Al día siguiente, muy temprano fui al baño y me encontré a un trabajador. Le pregunté dónde podía conseguir agua caliente para desayunar y me dijo que fuera a su roulot donde estaban sus compañeros desayunando. Allí les expliqué mi problema con el hornillo. Me invitaron a desayunar con ellos y me contaron que estaban esperando al patrón que venía en coche desde Copiapó para llevarlos al trabajo a 60 Km en dirección a Argentina. Cuando llegó el patrón, Andrés, le expliqué mi situación y le pregunté si me podía llevar. No hubo ningún problema. Nos subimos en el coche Andrés, Víctor1, Víctor2, Erwin y servidor. Íbamos hablando de mi viaje, de nuestros países (Andrés es argentino y el resto chilenos), del paisaje increíble rodeados de seismiles….
Al final me llevaron hasta la Laguna Verde, a 100 Km de la aduana chilena y a sólo 20 del Paso San Francisco. Me parece increíble que un patrón salga muy temprano desde Copiapó para buscar a sus trabajadores a las 8 y llevarlos a trabajar lo antes posible y, finalmente, acabe llevando a un desconocido 40 km más lejos de su destino por una carretera de ripio. Me regalaron un día de camino o incluso más. Me permitieron seguir!!
De estas tierras me llevo recuerdos de paisajes extraordinarios pero, sobre todo, de gente entrañable!!!
Al sacar la bici del coche el Volcán San Francisco (6016 m) se veía muy cerca, pero la ascensión fue bastante dura. El terreno era muy arenoso y aunque el viento me ayudaba a veces, no conseguía pasar de 7 Km/h. En ocasiones directamente se me enterraba la rueda y caía (a 4-5 km/h no era muy grave)
video
Tras unas 3 horas de ascensión, y sin haber visto otro coche en todo el día...lo conseguí!!!!!
video
Lo siguiente fueron 200 Km asfaltados de bajada con viento de lado y a veces a favor. Dormí en un refugio a 3800 msnm y al día siguiente llegué a Fiambalá donde me comí un bistec con ensalada y me bañé... que ya tocaba!!! jajaja.

Ahora es momento de poner rumbo norte y rodar sin prisas por la Ruta 40.
Espero que el viento me acompañe!!!!

******************************************************************************

24/Mayo

Al final los carabineros de la aduana tenían razón. Las cumbres de las montañas cercanas a Fiambalá amanecieron nevadas el jueves 22 y eso que parecen no superar los 3000m.
El tiempo en el Paso se puso feo feo... Con viento, frío y algo de precipitación.
Por supuesto, el paso lo cerraron, lo cual implica ni un coche en esos 100 Km de llaneo a 4200 msnm!!!.

Así que GRACIAS oficiales de aduanas, GRACIAS Andrés y compañía...
GRACIAS VIDA!!!!

Rodando tranquilo.

Salta - 10/Junio - 4845 Km

Estos últimos días han sido muy tranquilos y agradables. La dureza del Paso San Francisco quedó atrás y comenzó una etapa fácil por la Ruta 40, en su mayor parte plano, asfaltado y sin viento en contra... Todo un lujo!!!
Por el camino he ido encontrando paisajes maravillosos y gente entrañable. Recuerdos amables de estos últimos días en Argentina.

Una de las primeras alegrías me la llevé por sorpresa al cortarme el pelo... al cero!! en Tinogasta. Tras una larga y agradable charla con el peluquero, lejos de cobrarme lo establecido al principio, me dijo que volviera por la tarde para charlar un poco. Esa tarde me regaló unos enormes racimos de uvas de su finca con los que se hacen los famosos vinos de altura de esta región. Las uvas que comí esa noche me permitieron disfrutar del delicioso sabor de la gratitud.

Al llegar a Belén coincidió que era el 25 de mayo: "Día de la Patria", con la que celebran la revolución que les llevó a la independencia de los españoles. En España somos un poco alérgicos a las banderas nacionales -salvo en los partidos de la selección-, pero aquí las adoran.
Tuve la suerte de compartir ese día con algunas personas con las que pude charlar durante horas mientras disfrutábamos del concurso de Mote -variedad del Locro- junto con otras joyas gastronómicas.
Ya con las pancitas llenas, pudimos disfrutar de espectáculos de baile a cargo de los niños del pueblo. Los padres y profesores ya pueden estar contentos porque los niños lo hicieron extraordinariamente bien!!
video

Si no era suficiente, el compañero gaucho y su mujer fueron a su casa y al volver me regalaron una Humita -pasta de choclo (maíz)- que tenían en su casa. Fue mi primera Humita y volví a disfrutar del mismo sabor de las uvas de mi peluquero.

Siguiendo mi camino por la Ruta 40 comencé a encontrar partes de ripio, algunas de ellas eran desvíos por obras. En un momento llegué a dudar si estaba en el buen camino, así que al ver a unos trabajadores de la carretera me acerqué a preguntar si ése era el camino correcto. Me respondieron que sí y que si había almorzado.... Pues no!!!! Del cielo me cayó un platazo calentito de espaguetis con carne!!! Carbohidratos y proteínas son la mejor gasolina para mi bici. Además, comer caliente es un lujo estos días que llevo sin hornillo/hornalla/quemador/... desde mitad del Paso San Francisco. La compañía de esas buenas personas fue el ingrediente final para hacer de ese almuerzo al sol, sentados en unas piedras del camino, un grato recuerdo que cargo en mi mochila... la que no pesa y está llena de las cosas importantes.

Después de unos días, llegué a Cafayate. Un alto obligado en el norte argentino. Ubicado en un valle a 1660 msnm, con días luminosos y calurosos, es famoso por sus vinos de las uvas de mayor altura creo que del mundo. Fue fácil dejarme llevar por sus Bodegas y aprender a disfrutar de ellos. Pero Cafayate tiene mucho más. Según se sale del pueblo hacia el norte se atraviesa la Quebrada de las Conchas, en donde el agua y el viento, repito: el viento!!, han moldeado caprichosas formas en las montañas rojas que contrastan fuertemente con el azul de su cielo y el verde de sus cardones. Ésa es la parte turística de la Quebrada, pero en lo profundo del valle, se han establecido comunidades de hippies que han decidido vivir de otra manera vendiendo sus artesanías. En España algunos les llamarían perroflautas. A alguien se le ocurrió que tener mascota, tocar un instrumento y no querer tener número de la seguridad social era un pecado digno del desprecio de parte de la sociedad. Para mí tienen un gran valor!!!


Por fin llegué a Salta, conocida como "Salta la linda". Linda por su arquitectura colonial que en muchas ocasiones me recordaba a la arquitectura de algunas zonas de Canarias. Todos estuvimos en el mismo saco durante mucho tiempo.


Tras varios días en Salta, toca planear mi marcha de Argentina. Quiero entrar a Bolivia por San Pedro de Atacama, Chile. Para llegar allí, tengo dos opciones. La primera es ir de Salta a S Antonio de los cobres a través de la Quebrada del Toro. Se sube de unos 1000 msnm a 4000, pero lo que más me importa es que la quebrada está orientada al noroeste, es decir, totalmente contra el viento!!! He mirado en Windguru y he preguntado a la  gente del hostel que han ido en excursión a S. Antonio y me han dicho que el viento ha sido muy fuerte. Además, en una quebrada -valle profundo- el viento se encarrila y va girando con la quebrada de tal forma que no te lo quitas de encima. Una vez superado S. Antonio vendría el Paso Sico, un renombrado y aislado paso por ripio -tierra- con unos 300 km cercanos a los 4000 msnm, dos pasos a unos 4500 m y casi sin coches. La segunda opción es subir más al norte y pasar por el Paso Jama, con 300 km por arriba de los 4000 msnm y dos pasos a unos 4800 m. La carretera está pavimentada y tiene tráfico. Su orientación no es tan directa contra el viento y podría pedir ayuda si las cosas se tuercen.
Esperaré al día antes de partir y decidiré según el viento. Sico es hermoso, Jama es más seguro... Al final la Naturaleza decidirá por mí.

PD: Suerte en Brasil para los campeones del mundo!!!

Una semana muy alta.

San Pedro de Atacama - 21/Jun/2014 - 5287Km

Al final me decidí por lo seguro. Pedalear hacia el oeste es una lotería, en cualquier momento se mete viento y te deja clavado, así que me voy por el asfaltado Paso Jama que es el utilizado por la práctica totalidad de los vehículos.

Salí de Salta dirección San Salvador de Jujuy y, aunque no me gusta llegar anocheciendo a una gran ciudad, lo cierto es que me dio pereza quedarme en el camino y acabé entrando en Jujuy con las últimas luces. La Ruta 9 que une estas dos ciudades pasa por un inesperado bosque que supuso toda una sobredosis de verde después de tanta aridez antes de Salta.
Tras una noche en Jujuy (1230 msnm) enfilé hacia Purmamarca (2200 msnm) y su cerro de 7 colores, una maravilla de la erosión del mar, la lluvia y el viento.
Esa noche dormí en carpa y de repente me desperté con mi aislante desinflado, estaba durmiendo pegado al suelo y el frío se me había metido dentro. Desde entonces comencé a moquear y sentirme un poquito mal.
Desde aquí tomé la Ruta 52 que lleva hacia el oeste hacia el Paso de Jama. Increíblemente los días estaban soleados y sin viento. La carretera asciende lentamente hacia los 4170 msnm atravesando la aridez de las quebradas.
Tras descender a 3400 m, entré en el Gran Salar. Es mágico saber que a semejante altura estás pedaleando por lo que hace miles de años fue el fondo de un gran lago salado por la actividad volcánica. Mientras estaba extasiado con esos pensamientos tuve un problema mecánico incomprensible. Pinché y al cambiar la cámara comprobé que había sido un radio el que había pinchado la cámara. Me di cuenta que la cinta que protege la cámara estaba fatal, así que la quité y la sustituí por cinta americana, que es como una cinta aislante reforzada.
Al finalizar de colocar la nueva cinta y cámara partí de nuevo y a los 50 metros volví a pinchar. Otra vez había sido un p radio!! Puse una segunda banda de cinta americana y coloqué un parche en la primera cámara pinchada. La monté y a unos 500 m de ponerme en marcha, volví a escuchar el inconfundible pishhhhhh de un nuevo pinchazo. El parche no había pegado bien. Tal vez el frío intenso no ayudó. Estando ya el día avanzado y sin ánimos de volver a arreglar la rueda, decidí acampar al borde del salar.... Qué fastidio!!!!.... y qué maravilla!!!!
Antes de dormir puse un nuevo parche y lo dejé presionado con una piedra toda la noche. A la mañana siguiente ya estaba preparado. Monté la rueda y partí. A los pocos minutos... el pishhhhhh otra vez!!!!!!!!!!! Esta vez no desmonté la rueda. Me limité a hacer dedo. Al cabo de una media hora pasó una furgoneta... y me paró!!!! Me llevó a Susques y allí comprobé que el parche que no pegó bien de la tarde anterior, que ya había echado aire por un lado, lo cual había arreglado con el parche que puse por la noche, ahora estaba echando aire por el otro lado!!! No vuelvo a poner un parche con prisas!!!

En Susques compartí el día con Douglas, un chico de 24 años de Sidney que tras acabar arquitectura estuvo un años trabajando, consiguió dinero y ahora viaja desde Colombia hacia el sur en bici hasta que se le acabe el dinero, momento en el que volverá a Sidney para hacer un Master, pero cuando llegue a su casa ya tendrá un Master en interculturalidad, en idioma, en relaciones sociales, en autonomía.... Hay países en que esto es muy normal: Francia, Alemania, Australia, Irlanda... Y hay otros países, como España, en que no tenemos esa tradición. Estoy seguro que cuando Douglas termine su Master con unos 26 años, será una persona más realizada, más madura y con más capacidad para desenvolverse social y laboralmente que si no hubiese "perdido ese tiempo". Suerte Douglas!!!
Volví a arreglas el pinchazo por la noche y al día siguiente salí a la ruta con los dedos cruzados. Esta vez todo fue bien!!!!! Los paisajes y el aislamiento en estos lugares son sobrecogedores.

Tras dos días llegué al Paso Internacional Jama. Salí de Argentina y entré a Chile por última vez. Subí a 4300 msnm y comencé a pedalear por la extraordinaria Puna chilena.
Al día siguiente se metió un viento duro desde la mañana. Me faltaban sólo unos 70 Km para comenzar la bajada a S. Pedro de Atacama (2440 msnm) Llevaba ya unos 450 Km desde Salta y había gozado de unos 6 días buenísimos, solamente un poco ventosos a media tarde. Ese séptimo día fue diferente. Desde las 10 comenzó un viento frío y fuerte en contra. A 4300 msnm el sol no podía hacer nada por calentarme. Las rectas de varios kilómetros se hacían interminables a 6-7 Km/h. La Puna es un desierto con colinas suavemente onduladas por el viento que no otorgan ningún refugio para acampar. A la una de la tarde comprendí que estaba perdiendo el tiempo, las fuerzas y la resistencia para sufrir. Además, me acercaba al paso de 4800 msnm y con ese viento no iba a ser capaz ni de montar la carpa. No quería ni pensar en una noche en esas condiciones. Comencé a hacer dedo y tras bastante tiempo, dos jeeps pararon y me llevaron al cálido San Pedro. Por fin, tras casi una semana... una ducha caliente!!!!!!!!!!!

Ahora a disfrutar de San Pedro de Atacama mientras me curo el resfriado. El desierto de Atacama es el más árido del mundo. Pero, a su vez, tiene un montón de rincones maravillosos: paisajes lunares, salares, lagunas, géiseres ...

Adiós Chile y Argentina

San Pedro de Atacama - 30/Jun/2014 - 5287 Km.

Estos días en San Pedro he tenido la gran alegría de conocer a una GRAN PERSONA. Se llama Pablo Olías y es sevillano. Viaja realizando un proyecto denominado titiribici en el que recorre en bici sudamérica repartiendo su arte con los títeres en los colegios preferentemente rurales, en los que la cultura y el arte no llegan tan fácilmente. Fuimos juntos al colegio público de San Pedro de Atacama y consiguió fecha para realizar el espectáculo dos dias después. Tuve la suerte de poder verlo y fue todo un privilegio.  Al principio los 300 niños de primaria se mostraban muy revoltosos, pero poco a poco Pablo los supo meter en su espectáculo y al final todos querían ser voluntarios para participar. Se los ganó, al igual que mi admiración. Pablo dice que es su forma de devolver la solidaridad que se va encontrando durante el viaje.
Sigue regalando alegría Pablo!!!!


Mañana o pasado me voy para Bolivia y comienza una nueva etapa de mi viaje. Hace ya 6 meses que llevo recorriendo Chile y Argentina. 5287 Km pedaleados y unos 1500 en guagua/omnibus/micro, además de la Isla de Pascua.
Mis ojos se han llenado de paisajes extraordinarios y mi corazón de personas entrañables.
Tengo la impresión de haber visto una ínfima parte de las maravillas de estos países. Son inmensos y hermosos!!!! Pero sobre todo me llevo el buen sabor de boca de haber conocido a muchísima buena gente con la que he compartido pedaleos, comidas, caminatas, charlas, consejos, risas, etc.


Entrar en Bolivia por el sur para llegar a Uyuni es algo que me asusta un poco. Según parece, será la parte más exigente de mi viaje: carreteras espantosas y sin indicaciones, casi ausencia de vehículos, necesidad de llevar comida para unos 10 días, temperaturas extremas que bajan de los -20°C, aislamiento... Sé que otros lo han conseguido y ahora es mi turno. Ya veremos qué pasa.

*******************************************************************

PD: Argentina es un país cercano para los españoles. Conocemos grandes músicos, humoristas, futbolistas, actores, gastronomía, etc. Chile es un país mucho más distante. Un buen comienzo es conociendo a un famoso humorista chileno: Bombo Fica.